back to top
  /  Sastrería   /  Dedicado al sastre y a la sastre

Dedicado al sastre y a la sastre

Al sastre…

¿Pensó alguna vez el sastre,

que al recordar lo vivido

todo su tiempo ha estado

pendiente siempre de un hilo?

En su taller artesano

piensa, crea su estilo,

donde la nocturnidad

despertó otro sentido.

Ya delante de la tela

empieza el aperitivo,

trazado siempre, perfecto

y la marcada en su sitio

configura buena entrada

a degustar tempranito,

hilvanando toda prueba

y complacer al más listo

que en esto de la trama

no se necesita prefijo.

El día se va pasando

frente al menú calentito,

degusta buen afinado

hasta el aplomo chiquito.

El plano va modelando

color; calor y amor unido,

al abrigo de un buen paño

que el fabricante ha tejido.

Pinzas, bolsillo de pecho,

hilvanes de un buen hilo

marcan fiel delantero

y en solapa picado unido,

fina ligueta al canto

y con su tapa el bolsillo.

Los dedos se desperezan

punto invisible, finito,

plancha, hilvanes a diestro y siniestro

depositado en su sitio,

el placer de unir tantas cosas

en un trozo tan chiquito,

para dar forma y volumen

al proyecto de una obra

que comenzó a buen ritmo,

sin pensar que en cada hora

quedó un trozo de vida cumplido.

Días, va desgranando

parecen minutos cortitos,

para trabajar es poco,

cuando el tiempo infinito

tuviera a disposición,

siempre le quedará chico,

el metro se ha desgastado

como los años del vino,

no solo queda el aroma

es la misma esencia en vivo

que guarda todo sabor

y saber entretejido.

Las puntadas se acumulan

la máquina no hace ruido,

es, su labor artesana

en silencio y con mimo,

quien pone la guinda final

a este plato distinto,

con hilvanes y puntadas

que solo el sastre elabora

marcando en la historia un hito.

A.P.T.

Post a Comment