back to top
  /  Femenina   /  ¿Hay igualdad de género, en un oficio como la sastrería?

¿Hay igualdad de género, en un oficio como la sastrería?

Desde siempre la sastrería ha sido un servicio exclusivo para el hombre. La imagen de la sastrería siempre ha sido masculina y por esa razón el profesional siempre ha sido un hombre. En España, no hay igualdad de género en la sastrería. Quizás por el desconocimiento de que existiera una sastrería para mujer y a raíz de ello, la poca clientela femenina. Y por el otro lado, aunque allá sido un servicio enfocado al hombre, las mujeres sastres nunca han tratado con el cliente masculino.

Jerarquía dentro de un taller de sastrería

  • Ayudantes de sastre: elaboran a mano parte de la confección de la americana, guiados por un oficial.
  • Oficial de sastre: suelen existir oficiales de primera y oficiales de segunda. El oficial de segunda puede confeccionar toda la prenda. Aunque, dentro de un taller, cada oficial suele encargarse de un paso de la americana, como una cadena de montaje. El oficial de primera, es como la ano derecha del maestro, se encarga de cortar los avíos (forros, carteras, bolsillos)
  • Maestro sastre: es el que tiene el contacto con el cliente. Toma las medidas, elabora el patrón y corta la tela.

Dentro de esta jerarquía, nunca he conocido a una mujer que allá ascendido de oficial de primera a maestro sastre.

¿Y por qué no hay más mujeres que sean maestras sastres?

Antiguamente era inadmisible que una mujer se quedara a solas en un probador con un hombre. Y mucho menos que le tomará las medidas. Por esa razón, la mujer sastre siempre estaba detrás del taller. Haciendo lo mejor que sabía hacer con sus diestras y delicadas manos, coser.

Parece que esté hablando de hace siglos… ¿verdad?

La realidad, es que tampoco hace tanto que nuestras generaciones pasadas vivieron una dictadura que dejó huella en nuestra sociedad. En donde no había igualdad de género y la mujer era un segundo plano. No debemos olvidar el pasado que nos hace ser lo que somos hoy en día.

En la actualidad, la mujer sastre esta creciendo

No obstante, las cosas han cambiado y las nuevas generaciones tienen otra mentalidad. Tanto los maestros sastres que enseñan a cortar a mujeres, como los clientes más jóvenes. Ya que, a mi me enseñaron a cortar los maestros de la sastrería catalana y en anteriores trabajos he tenido clientes barones. Aún así, me encontré con situaciones incómodas en las que el cliente, más mayor, no quería ser atendido por una mujer sastre.

Claro que todavía queda mucho trabajo para que haya igualdad de género en el ámbito laboral y social. Cada una de nosotras, seguirá luchando con su propia batalla para igualar a hombres y mujeres.

En la sastrería LASASTRE, yo visto a mujeres que tienen altos cargos y su imagen debe ser fuerte y profesional para que nadie la subestime. Simplemente hago una pequeña parte, reforzar nuestro poder, que cada una tenemos dentro.

Contacta a través de email, teléfono o directamente ven a verme a la sastrería.

Roser J Melsió

Post a Comment