back to top
  /  A medida   /  A medida

A medida

El arte de crear la americana perfecta

Un producto hecho a medida dice mucho de la marca, pero también de su clientela. LASASTRE cumple con las necesidades de las mujeres que quieren un trato y un producto únicos.

Más allá de tendencias y marcas, queremos anunciar al mundo que un traje a medida jamás sentará igual que el traje estándar confeccionado con un único patrón. Cuando las medidas de tu silueta no encajan con el patrón, es imposible que el traje estándar siente bien. Una vez te encuentras frente a ti en el probador, solo piensas en los arreglos que tendrás que hacer. ¿El resultado? Un producto masivo y modificado para que se adapte a tu figura.

Conocemos perfectamente las múltiples y maravillosas siluetas de la mujer en todas las etapas de la vida. Por eso, decidimos abrir la primera sastrería femenina, para satisfacer y acompañar a nuestras clientas en todo momento y diseñar el traje que mejor se adapte a cada una de ellas.

En LASASTRE elaboramos una ficha con las medidas de cada una de vosotras para empezar a trabajar, que se modificará siempre que haga falta.

  • En nuestra primera cita, la clienta nos explica qué tipo de americana quiere, en qué se ha inspirado y qué colores le favorecen. Juntas elaboramos varios bocetos y elegimos los colores y el tipo de tejido.

En nuestra sastrería, ofrecemos varios muestrarios de tejidos de alta calidad, como por ejemplo:

Gorina (Sabadell)

Lanificio f.lli Cerruti (Italia)

Holland & Sherry (London)

Si no encuentras el tejido que buscas, no te preocupes, nosotras tenemos un sexto sentido para localizar el adecuado.

  • Una vez tenemos el tejido y el diseño, tomamos las medidas rigurosamente prestando atención a las peculiaridades del cuerpo. De esta manera, conseguimos la perfección del patrón que elaboramos desde zero. Cortamos la tela con delicadeza y destreza para hilvanar la americana a mano y hacer la primera prueba.

La primera prueba es la más importante. Dejaremos la americana bajo observación para analizar cómo se aploma y detectar las imperfecciones. En este punto, las rectificaciones que se hacen darán luz verde a la confección. Hacemos la primera prueba con hilván para poder perfeccionar la americana. Las máquinas de coser jamás lograrán desbancar las manos de una artesana cosiendo.

En el caso de las americanas, la primera prueba se hace sin mangas y sin manipular la entretela de su interior*

  • En la segunda prueba, cortamos las mangas para probar y moldear el cuello. Entonces ya tenemos la americana completa ante nosotras, pero todavía falta ultimar los detalles.
  • La tercera prueba suele ser la definitiva. Esto depende de cada cuerpo porque, a veces, llegamos a hacer hasta cinco pruebas.

En LASASTRE creemos que el proceso de creación de una americana es maravilloso; porque clienta y sastre van de la mano en la construcción de un diseño desde cero. Un proceso más laborioso, pero exquisitamente meticuloso, en el que vosotras (¡ILUMINADAS!) podéis dar vida a vuestras ideas.

*En el siguiente post os contaremos los secretos de la confección del interior de una americana, siguiendo el proceso artesanal de la sastrería.

Post a Comment